Jornada de las familias en Torreciudad

El sábado 14 de septiembre salíamos en peregrinación festiva, un autocar lleno de familias del barrio, hacia el Santuario de Torreciudad (Huesca), para participar en la Jornada Mariana de las Familias. Fue un día entrañable y acogedor.

El ambiente familiar y de agradecimiento a la Virgen de Torreciudad, que se vivió en la explanada del Santuario, se prolongó durante el viaje de vuelta en el autocar. Algunos de los asistentes no tuvieron ningún reparo en explicar en el micrófono lo que la jornada había supuesto para ellos. Gerardo nos habló de la importancia de compartir con otras familias la fe, y explicó que le había llamado poderosamente la atención la galería en la que se pueden contemplar imágenes de la Virgen María traídas de todos los rincones del mundo. Romel, de Filipinas, manifestó la impresión que le había causado el rezo del Santo Rosario en procesión y que jornadas como la vivida favorecían la unión de personas de países e incluso continentes distintos. Anair, natural de Colombia, explicó que ya era el quinto año consecutivo que iba a la celebración y que sin duda volvería el año próximo. Y Magda, filipina, después de relatar un favor que le hizo la Virgen hace unos años curándola de una enfermedad, invitó a todos a reconciliarnos con Dios a través de la confesión. También se atrevieron Rosemarie, Isabel y algunas otras que nos hicieron reír con su espontaneidad y a veces timidez porque los micrófonos siempre impresionan.

Fueron testimonios valientes y sinceros. El año que viene, más.

Volver