Casal d’estiu 2019

Un grupo de universitarias y de 2º de Bachillerato de Sevilla nos han escrito este post y un testimonio después de estar una semana en el Casal d’estiu de Terral

Hemos venido catorce chicas universitarias y de últimos cursos de BAC de Sevilla a hacer voluntariado la primera semana de julio en el “Casal d’estiu” de Terral.

Unas chicas que conocemos nos hablaron muy bien de la experiencia con niños del Raval y quisimos dedicar tiempo de nuestro verano a colaborar con esta iniciativa social. Han sido unos días de mucho trabajo, cansancio, solidaridad, alegrías… Pensábamos que íbamos a ayudar en un proyecto social pero estos niños y las voluntarias que han estado con nosotras nos han enseñado más que lo que hemos dado. Nos ha impresionado su alegría, dedicación, agradecimiento, capacidad de trabajo.

Varias voluntarias queremos volver a repetir la experiencia. Gracias por todo y esperemos que hasta pronto!!

Aquest és el testimoni de la Valle Fernández

Soy Valle Fernández, estudiante de segundo de bachillerato en Sevilla. Cuando acabé el curso, mi pensamiento para el verano era disfrutarlo a tope y salir a la calle a pasármelo bien, ya que había tenido un año difícil con los estudios por temas de salud, finalmente terminé el curso con buenos resultados.

Un día, al volver de salir con mis amigas recibí un mensaje de un centro de universitarias, Entrepuentes, que me ofrecieron poder disfrutar con ellas de un viaje a Barcelona a hacer un voluntariado en un “Casal d’estiu”. Empezaron mis dudas, ¿dedicar tiempo de mi verano a los demás en lugar de disfrutar yo? Una amiga mía llevaba tiempo diciéndome si hacíamos algún viaje en verano. Le planteé entonces a ella la posibilidad de este voluntariado y como se animó a venir, fue lo decisivo para terminar de decidirme, aunque tuviera dudas de que me fuera a gustar.

Desde el primer día, mi visión cambió totalmente. No pensaba que iba a disfrutar tanto ayudando a niños para que tengan un verano feliz como cualquier otro niño le gustaría tener. Nunca imaginé que niños como los que vienen Terral fueran tan educados, valoraran todo tanto, fueran agradecidos y cariñosos… me han ayudado mucho a poder disfrutar de esta semana que en un principio pensaba que no iba a sacar tanto fruto.

Agradezco toda la labor que hace Terral en esta zona, ha sido un placer colaborar con esta fundación. Gracias por haberme dejado que colabore en vuestro proyecto. 

Muchísimas gracias a la Asociación Entrepuentes y a Valle por darnos tu testimonio.

Volver